Rosa Quintana destaca la importancia social del sector marítimo-pesquero en Galicia con casi 40.000 empleos directos generados

01 de Octubre de 2019
La conselleira del Mar participó en la presentación de una nueva línea de financiación del Banco Santander para el sector de Pesca y Acuicultura

La conselleira del Mar, Rosa Quintana, participó hoy en la presentación de una nueva línea de financiación del Banco Santander para el sector de Pesca y Acuicultura, donde destacó la importancia de estas actividades para la economía de Galicia pues aportan más del 2% del producto interior bruto (PIB) de la comunidad.

La titular de Mar subrayó que el valor generado por este sector está muy por arriba del promedio español y europeo y recordó que Galicia concentra más del 50% del empleo marítimo-pesquero de España y el 10% de la Unión Europea con la generación de cerca de 40.000 puestos de trabajo directos entre mariscadores, tripulantes de pesqueros, acuicultores, vendedores y profesionales del sector transformador, entre otros.

La representante del Ejecutivo gallego destacó además la importancia de que este sector cuente con financiación en buenas condiciones dado que su actividad supone más de 550 millones de euros solo en salarios y tiene un impacto económico de 1.770 millones de euros en otras actividades relacionadas solo por la adquisición de productos para desarrollar su trabajo. De hecho, 64 de las 81 ramas de actividad económica gallega tienen relación con el sector marítimo-pesquero.

Rosa Quintana recordó que el sector pesquero gallego logró aumentar un 90% sus cuotas de pesca desde el año 2009, tras años de constantes recortes por parte de la Unión Europea, y que esa mejora permitió que las lonjas gallegas facturaran el año pasado más de 490 millones de euros, cerca del récord conseguido en 2017, cuando rondaron los 510 millones de euros de cifra de negocio.

La conselleira del Mar destacó que para poder avanzar en esta línea son fundamentales los fondos europeos destinados al sector marítimo-pesquero y recordó que las demandas hechas por Galicia contribuyeron a simplificar y adaptar el futuro fondo europeo de la pesca para que sea más ágil y fácil de aplicar. Además, la comunidad fijó como líneas prioritarias la apuesta por el relevo generacional, las facilidades en el acceso al sector y el mantenimiento de la competitividad del sector pesquero.