La Xunta destina casi 535.000 euros a inversiones productivas en acuicultura en los ayuntamientos pontevedreses de la ría de Arousa

06 de Septiembre de 2017
El delegado territorial, José Manuel Cores Tourís, destacó que el principal destino será el sector de las bateas, en especial en la provincia de Pontevedra, primera productora gallega. A nivel provincial las ayudas rondarán el millón de euros

La Xunta de Galicia acaba de hacer públicas la concesión de las ayudas para inversiones productivas en acuicultura cofinanciadas con el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) y que supondrán una aportación de casi 535.000 euros euros para 20 proyectos en los ayuntamientos pontevedreses de la ría de Arousa.

Estas ayudas tienen como principal objetivo apoyar actuaciones que fomenten un sector de la pesca y acuicultura sostenible y respetuoso con el ambiente para conseguir los objetivos de la política pesquería común (PPC) en consonancia con los objetivos de la Estrategia de Europa 2020.

El principal destino de los fondos de las ayudas de acuicultura es el sector bateero, de hecho, este sector es el que recibe, en la provincia de Pontevedra, el 98% del montante económico y el 94% del total de ayudas de la provincia. “No podemos olvidar que nuestra provincia tiene una gran importancia en el sector del mejillón, ya que produce el 66% del total de Galicia y hay una menor presencia de producción piscícola”, añadió José Manuel Cores Tourís.

En total, se beneficiarán 20 proyectos: cuatro de la Illa de Arousa, cuatro de Cambados, seis de O Grove, cuatro de Vilagarcía de Arousa y otros dos de Vilanova de Arousa. “Estas ayudas permitirán que se pongan en marcha iniciativa en las que se invertirán de manera global 1,1 millones de euros, de los que la mitad serán aportados por la Consellería del Mar”, explicó Cores Tourís.

En total, en la provincia de Pontevedra se beneficiarán 34 proyectos con una inversión global de 2,05 millones de euros de los que casi un millón corresponderán a ayudas procedentes de esta orden.

De este modo, el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca quiere contribuir al logro de fomentar una pesca y una acuicultura competitivas, ambientalmente sostenibles, económicamente viables y socialmente responsables; impulsar la aplicación de la política pesquería común y fomentar un desarrollo territorial equilibrado e integrador de las zonas pesqueras y acuícolas.

Así, las ayudas aprobadas permitirán poner en marcha proyectos productivos en la acuicultura, para la diversificación de la producción acuícola de las especies cultivadas, para la modernización de los centros acuícolas, las mejoras y modernización relacionadas con la salud y con el bienestar de los animales, incluida la adquisición de equipaciones destinadas a proteger las explotaciones de los depredadores salvajes y para inversiones en la mejora de la calidad del producto acuícola o para incrementar su valor. También permitirá que se lleven a cabo iniciativas para la diversificación de los ingresos de las empresas acuícolas mediante el desarrollo de actividades complementarias.

El delegado territorial hizo también un llamamiento al sector para que se valore el destino de los fondos. “El año pasado esta orden tuvo una baja ejecución por ser el primer año que se aplicaron. Le pedimos a los interesados que también valoren los conceptos subvencionables y la propia evolución de la producción y de su estrategia empresarial”.

Según apuntó Cores Tourís, la experiencia del pasado año hizo que desde la Administración se incorporasen conceptos subvencionables. “Fue necesario realizar muchas demandas y elevar muchas consultas para verificar la elegibilidad de muchas acciones y actuaciones por parte de los posibles beneficiarios, especialmente en el sector mitilicultor (nuevas bateas, mejoras en los buques auxiliares, etcétera) y poder llegar así a más conceptos y aportar más ayudas”, explicó el delegado territorial.