Galicia pone a disposición del marisqueo más de 2 millones de euros para proyectos de mejora de las zonas de producción y para la protección de los ecosistemas

16 de Febrero de 2021
El Diario Oficial de Galicia acaba de publicar las órdenes de ayudas para iniciativas que contribuyan a mejorar la producción de los bancos marisqueros mediante acciones como siembras y que pueden emplearse para paliar los efectos de episodios como los derivados de los últimos temporales
  • La Xunta aclara que, una vez se conozca el impacto exacto de las últimas inclemencias meteorológicas, se podría ampliar el crédito de estas aportaciones o habilitar medidas adicionales de apoyo al sector
  • Entre las acciones subvencionables en las distintas convocatorias se encuentran la repoblación de las zonas de trabajo, la lucha contra especies exóticas invasoras, la adquisición de semilla o la recogida activa de basura marina
  • La Consellería del Mar impulsa también un proyecto para instalar minicriaderos de semilla de moluscos bivalvos en distintos puntos del litoral de Galicia con los que poder atender la demanda existente en el sector

La conselleira del Mar, Rosa Quintana, expuso hoy en rueda de prensa los distintos apoyos a los que puede acceder en la actualidad el sector marisquero gallego para mejorar la producción de sus zonas de trabajo y proteger los ecosistemas y que pueden emplearse para paliar los efectos de episodios como los temporales registrados en las últimas semanas. Se trata de tres líneas de ayudas que acaban de salir publicadas en el Diario Oficial de Galicia (DOG) a comienzos de mes y que cuentan con un presupuesto global de cerca de 2,3 millones de euros para actuaciones como las siembras de bivalvos con el objetivo de mejorar la productividad de los arenales.

La titular de Mar subrayó que estos apoyos pueden destinarse a proyectos que mitiguen el impacto de las condiciones meteorológicas adversas de las últimas semanas -que provocaron cierta mortalidad en los bancos y debilitaron el marisco como consecuencia de su desplazamiento de las zonas en las que estaba asentado así como por la baja salinidad del agua- e incidió en que, una vez se conozcan con exactitud los efectos de estos episodios, podría incrementarse el crédito de estas aportaciones o habilitar apoyos adicionales para el sector.

La representante del Ejecutivo gallego recordó que el sector marisquero gallego fue uno de los que más sufrieron el impacto de la crisis derivada de la alerta sanitaria por el coronavirus en 2020 -especialmente por el cierre de la hostelería durante el estado de alarma- y lamentó que ahora a las consecuencias de la pandemia se suman los efectos negativos de las inclemencias meteorológicas. Por eso, destacó que la Xunta apoyará al sector, como ya hizo el año pasado, para que supere las dificultades al tratarse “de una actividad esencial, que tiene futuro y de la que dependen miles de familias gallegas”.

Detalle de las ayudas
La primera de las órdenes de aportaciones publicadas por el DOG en los últimos días es la destinada a proyectos colectivos para la conservación y restauración de la biodiversidad y de los ecosistemas marinos en el marco de actividades marisqueras sostenibles. Esta línea de ayudas, con un presupuesto de un millón de euros y cofinanciadas por el Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP), está destinada a las cofradías de pescadores y demás entidades asociativas del sector que sean titulares de planes de gestión de recursos marisqueros.

Entre las actuaciones subvencionables que incluye están la repoblación o reintroducción de especies autóctonas, por lo que permite la siembra para recuperar los bancos que presenten elevadas mortalidades. A ellas se suman otras acciones como las destinadas a prevenir, controlar o eliminar especies exóticas invasoras o a reducir la contaminación.

La segunda línea de apoyos, con un presupuesto de 300.000 euros y financiados íntegramente con fondos propios, es para proyectos de regeneración que permitan mejorar la productividad de los bancos marisqueros con problemas de pérdida de producción y que contribuyan a una mejora de la gestión y conservación sostenible de los recursos marinos. Nuevamente, los potenciales beneficiarios son las cofradías y las entidades asociativas del sector titulares de los planes de gestión y entre las acciones subvencionables está la adquisición de semilla para repoblar los bancos marisqueros con pérdida de producción.

A estas dos convocatorias de ayudas se suma una tercera destinada a proyectos colectivos para la protección y recuperación de la biodiversidad y de los ecosistemas marinos en el marco de actividades pesqueras sostenibles mediante la recogida de residuos marinos. En este caso los apoyos, con un presupuesto de 980.000 euros y cofinanciados por el FEMP, tienen como posibles beneficiarios las cofradías de pescadores y demás entidades asociativas del sector, las organizaciones no gubernamentales (ONGS) junto a las entidades del sector o las ONG de la mano de los grupos de acción local del sector pesquero (GALP).

Estas aportaciones, que se convocan por segundo año, permiten financiar entre 2021 y 2022 acciones de recogida en el mar de artes de pesca y residuos, la compra e instalación de equipaciones para la recogida y almacenaje de basura marina, la creación de sistemas de recogida de residuos o la comunicación, información y campañas de sensibilización así como la formación en este ámbito.

Entre esos apoyos se incluyen compensaciones directas a las mariscadoras y mariscadores a pie así como a la flota de artes menores por la recogida activa de basura. Las compensaciones diarias en el caso del marisqueo equivalen a los ingresos medios de su actividad por día de faena en el trienio 2017-2019 y en función de su área geográfico.

Trabajo en paralelo
Al margen de las convocatorias de ayudas ya vigentes, que pueden solicitarse hasta comienzos de marzo, la conselleira del Mar también explicó que la Xunta está trabajando en un proyecto para crear minicriadeiros de semilla de bivalvos en distintos puntos del litoral de Galicia -en las tres provincias- con los que paliar la insuficiente disponibilidad actual para cubrir la demanda del sector con la finalidad de recuperar los bancos marisqueros. Se trata de una iniciativa que está en una fase inicial y en la que el Ejecutivo gallego está trabajando junto con el Clúster de la Acuicultura de Galicia y con las federaciones de cofradías de pescadores gallegas con el fin de aumentar la producción, impulsar la productividad de los bancos marisqueros, elevar los ingresos del sector y crear nuevos puestos de trabajo en el sector.

La titular de Mar expuso las líneas de apoyo disponibles para el sector en la sede del Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino (Intecmar), en la ría de Arousa, la zona de referencia en cuanto a marisqueo de Galicia. En este sentido, Rosa Quintana destacó que, con datos provisionales y pese al impacto de la crisis de la covid-19, la ría de Arousa registró en 2020 más de la mitad de la actividad marisquera de la comunidad con la comercialización de cerca de 3.500 toneladas de moluscos bivalvos y unos ingresos de unos 38 millones de euros.