Más de un ciento de empresas de la transformación y venta de productos del mar se benefician de las ayudas de la Xunta para compensar sobrecostos por la guerra de Ucrania

18 de Enero de 2024

El esencial segmento industrial de la actividad marítimo-pesquera de Galicia dispuso de un apoyo autonómico que no se habilitó por parte del Estado

 

  • El esencial segmento industrial de la actividad marítimo-pesquera de Galicia dispuso de un apoyo autonómico que no se habilitó por parte del Estado

  • Contribuirán a paliar los altos precios que pagaron por materias primas como la harina, el pan rallado o los aceites, también los envases, los gases refrigerantes y la luz y el gas

El Consello da Xunta analizó hoy el informe sobre la resolución de las ayudas de carácter compensatorio a las empresas de comercialización al por mayor y de transformación de los productos pesqueros y de la acuicultura por los costes adicionales en que incurrieron a consecuencia de la guerra de Ucrania. Esta convocatoria extraordinaria del Ejecutivo gallego fue convocada en el Diario Oficial de Galicia (DOG) del pasado 24 de agosto y permitió que un total de 104 empresas cuenten con apoyo ante la subida de costes que afectó su actividad productiva. A pesar de ser estratégica, la industria ligada a la actividad marítimo-pesquera de Galicia no percibió ningún tipo de apoyo por parte del Gobierno central.
 

Estas ayudas, cofinanciadas al 75 % por el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), forman parte de los apoyos que la Xunta de Galicia movilizó en el año 2023 para contribuir a paliar el impacto que la subida de precios provocada por la invasión rusa de Ucrania tuvo en la cadena mar-industria gallega. Dotadas en conjunto con cerca de 15 millones de euros, se dirigieron también a la flota pesquera y también al sector de la acuicultura.
 

La resolución de las ayudas para la transformación y la comercialización de productos del mar deja un total de 104 beneficiarios, los cuales, entre otros gastos, podrán compensar el incremento que padecieron en los precios de la harina, del pan rallado y del aceite de oliva y girasol. También permite afrontar parte del sobrecosto que tuvieron en los envases y embalajes de madera, cartón, plástico, vidrio y también de los de metal, entre ellos las latas de las conservas. También responde a las altas facturas que abonaron por el cloro, gases refrigerantes y en energías como la electricidad y el gas.

Tras la resolución fueron 6,32 millones de euros los destinados a esta línea de subvención al sector transformador, para lo cual la Xunta es la única Administración que habilita recursos.

 

 

Bandera Unión Europea