La Xunta reinvertirá en el sector marítimo-pesquero el importe sobrante de las ayudas destinadas al marisqueo a pie para compensar su inactividad por la covid-19

23 de Septiembre de 2020
La conselleira del Mar aclaró en el Parlamento que es un deber legal hacerlo, ya que el destino del dinero contenido en el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca tiene que ser el sector y dentro de él los diferentes subsectores como el marisqueo
  • Este deber legal fue refrendada por la aprobación de una proposición no de ley en la pasada sesión de la Comisión 8ª de Pesca y Marisqueo
  • Rosa Quintana recordó que el Gobierno gallego puso a disposición del marisqueo a pie esta ayuda específica para apoyar a los profesionales que no se veían beneficiados por las medidas diseñadas por el Ejecutivo estatal

La conselleira del Mar, Rosa Quintana, aclaró hoy en el Parlamento que la Xunta reinvertirá en el sector marítimo-pesquero el importe sobrante de las ayudas destinadas a las mariscadoras y mariscadores a pie que se vieron afectados por el cese temporal de la actividad a consecuencia de la alerta sanitaria por el coronavirus. En este sentido subrayó que esto es un hecho, pues así lo establece la normativa europea que especifica que el destino de las cantidades del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) tiene que ser el sector y dentro del los diferentes subsectores como el marisqueo.

Este deber legal de gastar en el sector el dinero del fondo sectorial que lo apoya, añadió la titular de Mar, fue refrendada por la aprobación de una proposición no de ley en la pasada sesión de la Comisión 8ª de Pesca y Marisqueo. Además la conselleira clarificó distintas cuestiones relacionadas con las aportaciones al marisqueo tras la alerta sanitaria de la covid-19. En esta línea, en relación a las del Gobierno central, explicó que “las supuestas ayudas generadas por el Instituto Social de A Mariña son, en realidad, prestaciones por cese de actividad”, es decir, un derecho de las personas trabajadoras que cotizan al Régimen Especial del Mar.

La conselleira también recordó que las ayudas estatales dirigidas a los buques y tripulantes que paralizaron temporalmente la actividad durante la etapa del estado de alarma incluyen al marisqueo la flote, pero no al marisqueo a pie. Por eso, señaló Rosa Quintana, “en la Xunta empezamos a trabajar desde el primero momento tanto ante Madrid como de Bruselas para que el marisqueo a pie entrara en las ayudas del FEMP y para acceder al cese de actividad”. El objetivo de este trabajo era conseguir generar rentas directas y proporcionales a los ingresos que obtienen los mariscadores.

En relación a las ayudas proporcionales, la conselleira recordó que la Xunta puso más de 5 millones de euros a disposición de los profesionales de marisqueo a pie que pararon temporalmente su actividad durante la pandemia y no pudieron beneficiarse de la prestación por cese de actividad habilitada tras la declaración del estado de alarma. Esta cuantía procedente del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca asignado a Galicia y de fondos propios de la Xunta está incluida en el plan Avantemar de reactivación para el ámbito marítimo-pesquero con la finalidad de apoyar a los profesionales del sector marisquero que no se veían beneficiados por las medidas diseñadas por el Ejecutivo estatal.

En cuanto al importe de los apoyos por día de inactividad que abarcan estas ayudas al marisqueo a pie, Rosa Quintana recordó que oscilan entre los 57 y los 91 euros en función de se es marisqueo a pie general o a pie de recursos específicos y que están por encima de los 50 euros diarios que el Ejecutivo central pretendía establecer de manera general para este colectivo.