Galicia pone a disposición de las cofradías y entidades gestoras de lonjas 600.000 euros para paliar la caída de ingresos durante la crisis del coronavirus

10 de Julio de 2020
Esta medida está incluida en el plan ‘Avantemar' y saldrá publicada en el ‘Diario Oficial de Galicia' en los próximos días para compensar el 70% de las pérdidas de ingresos registradas durante el estado de alarma por estas entidades en las tarifas que les corresponden por la subasta o venta de productos del mar
  • La titular de Mar destacó que hubo lonjas que incluso registraron más descargas durante la pandemia que en el mismo período del año pasado pero que sus ingresos cayeron por la bajada de precios ante la menor demanda a consecuencia del cierre de sectores como la hostelería
  • El plan ‘Avantemar' supondrá una inyección global de 77 millones de euros en 2020 y busca atender especialmente a los sectores no beneficiados por las aportaciones y medidas diseñadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación al amparo de la modificación del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca

La conselleira del Mar, Rosa Quintana, visitó hoy la cofradía de pescadores de Malpica, donde destacó la importancia de estas entidades para el desarrollo del sector y para la recuperación tras la crisis sanitaria por el coronavirus. Por eso, explicó que Galicia incluyó en su plan para la dinamización del complejo mar-industria Avantemar 600.000 euros en apoyos para las cofradías de pescadores y otras entidades gestoras de lonjas con el objetivo de compensar las caídas de ingresos que sufrieron durante el estado de alarma a consecuencia de la menor demanda de productos del mar por el cierre de la hostelería y favorecer así el mantenimiento de su actividad.

La titular de Mar agradeció el esfuerzo que hicieron los buques pesqueros y las propias lonjas durante la pandemia para cumplir con su papel como actividad esencial para el suministro de alimento de calidad a la ciudadanía e incidió en que hubo lonjas que incluso registraron más descargas que durante el mismo período de 2019 pero que vieron como sus ingresos descendían por la caída de precios ante la menor demanda. Es el caso de la de Malpica, que vio como las descargas durante el estado de alarma se incrementaban más de un 50% respecto al mismo período de 2019 pero los ingresos bajaban más de un 20%.

Ante esta situación, el plan Avantemar incluye esos 600.000 euros de presupuesto con fondos propios de la Xunta para paliar la caída de ingresos por la menor facturación de las cofradías y entidades gestoras de lonjas entre lo 14 de marzo y el 15 de mayo. La convocatoria de estas aportaciones, explicó Rosa Quintana, saldrá publicada en el Diario Oficial de Galicia en los próximos días y se resolverá a lo largo de 2020. La cuantía del apoyo se fijará teniendo en cuenta la caída de los ingresos en comparación con el mismo período de 2019 y consistirá en el 70% de las pérdidas de ingresos por las tarifas que le correspondan a las entidades solicitantes por la subasta o venta -con un máximo a considerar del 7%- en el período del estado de alarma.

La representante del Ejecutivo gallego destacó que el plan Avantemar aspira a reactivar la cadena mar-industria de Galicia lo antes posible y que nadie quede atrás en el camino de la recuperación atendiendo especialmente a aquellos profesionales y entidades que, como en este caso, no se benefician de las medidas diseñadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación al amparo del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP).

Líneas de apoyo del plan ‘Avantemar'

El plan Avantemar supondrá una inyección global de 77 millones de euros en 2020 y 14 millones en 2021 en el complejo mar-industria a través de cinco líneas de apoyo que buscan aportar liquidez y solvencia a las empresas del sector para garantizar su sostenibilidad y competitividad ante las dificultades actuales derivadas de la covid-19.

Entre las medidas de apoyo al sector incluidas en el plan está la destinada a los barcos que siguieron faenando durante la pandemia a pesar de que no era rentable, que cuenta con un presupuesto de 7,3 millones de euros, así como la diseñada para las mariscadoras que no pueden acceder a la prestación extraordinaria por cese de actividad habilitada por el Gobierno del Estado. Estas dos medidas están financiadas íntegramente con fondos propios de la comunidad autónoma.

A ellas se suman ocho millones de euros en apoyos al sector transformador, que se retrasan a 2021 con el objetivo de paliar las caídas en la facturación que registren durante este año, seis millones para las empresas de acuicultura también el próximo año para cubrir las minoraciones de ingresos en el presente ejercicio, y 400.000 euros para las redeiras que vieron caer su actividad y el número de pedidos a consecuencia de la menor actividad de la flota.

La conselleira del Mar incidió en la importancia de seguir promocionando e incentivando el consumo de los productos del mar para impulsar los precios y agradecer el papel esencial del sector para abastecer a la sociedad y animó a todos los profesionales del mar a seguir trabajando juntos para superar las dificultades el antes posible y que la cadena mar-industria recupere el vigor y la fortaleza previa a la alerta sanitaria.