Galicia lanza los apoyos del plan 'Avantemar' para las redeiras y para la flota que estuvo operativa durante la alerta sanitaria por el coronavirus

10 de Julio de 2020

El ‘Diario Oficial de Galicia' publica hoy la orden que establece los requisitos para que los pesqueros que siguieron faenando durante la pandemia y las redeiras puedan acceder a las medidas previstas para ellos en el plan diseñado por la comunidad para reactivar el complejo mar-industria

  • Esta orden de aportaciones supone una inversión de 7,7 millones de euros y pretende atender a dos grupos de profesionales que no se ven beneficiados por las medidas diseñadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación al amparo de la modificación del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca
  • El conjunto de apoyos habilitados para el ámbito marítimo-pesquero gallego cuenta con un presupuesto de 77 millones de euros en 2020 y 14 millones en 2021 con el objetivo de impulsar lo antes posible la actividad después de la crisis por la covid-19

El Diario Oficial de Galicia publica hoy la orden que recoge las bases reguladoras para la concesión de ayudas a los armadores de buques pesqueros con puerto base en Galicia que siguieron faenando durante la alerta sanitaria por el coronavirus, así como a las redeiras de la comunidad, con el objetivo de compensar la pérdida de ingresos que sufrieron a consecuencia de la pandemia. Los interesados en acceder a estos apoyos cuentan con un mes de plazo, que comienza a contar desde mañana, para presentar sus solicitudes.

La orden de aportaciones forma parte del plan Avantemar diseñado por Galicia para impulsar la recuperación de su complejo mar-industria tras la crisis sanitaria y que cuenta con un presupuesto de 77 millones de euros para este año y 14 millones para 2021. Su objetivo es atender a todos los sectores y subsectores del ámbito marítimo-pesquero y hace especial hincapié en aquellos profesionales que no se ven beneficiados por las aportaciones y medidas diseñadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación al amparo de la modificación del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP).

Los buques que mantuvieron la actividad durante el estado de alarma por la covid-19 y las redeiras no están entre los beneficiarios de los apoyos diseñados por el Gobierno central, por lo que la orden de aportaciones publicada por el DOG y financiada con fondos propios destina 7,3 millones de euros a los armadores de barcos que siguieron activos durante la pandemia y 400.000 euros para las redeiras que vieron como caían sus pedidos a consecuencia de que muchos pesqueros pararon totalmente su actividad.

Los barcos que siguieron faenando para suministrar alimentos de calidad a la ciudadanía y que sufrieron pérdida de ingresos podrán beneficiarse de esta convocatoria siempre que tengan base en Galicia, estén inscritos en el registro de buques pesqueros de Galicia y que en el período comprendido entre el 14 de marzo y el 15 de mayo de este año sufrieran una caída en la facturación superior al 25% por las ventas efectuadas en lonjas de Galicia en relación al promedio obtenido en el mismo período de los tres ejercicios anteriores (2017, 2018 y 2019).

La cuantía mínima a percibir por buque es de 500 euros y la máxima de 40.000 euros, en función de la actividad que tuvieran los buques en los tres años anteriores en el mismo período de tiempo. El apoyo máximo por empresa será de 120.000 euros, independientemente del número de barcos que posea, de acuerdo con lo que establece la normativa europea.

En el caso de las redeiras, podrán beneficiarse de estos apoyos las autónomas y asociadas a alguna de las entidades gallegas de este ámbito que desempeñaran la actividad de armado de redes en el año anterior a la fecha de presentación de la solicitud y que no se pudieron beneficiar del cese de actividad habilitado tras la declaración del estado de alarma. De este modo podrán acceder a un pago único de 450 euros por redeira con el que se pretende compensar la menor actividad inscrita durante la alerta sanitaria por el coronavirus.

Otras medidas del plan

Entre las medidas de apoyo al sector incluidas en el plan Avantemar también está una partida de cinco millones de euros destinada a las mariscadoras que no pueden acceder a la prestación extraordinaria por cese de actividad habilitada por el Gobierno del Estado, 600.000 euros para las cofradías y entidades gestoras de lonjas y ocho y seis millones de euros respectivamente para los sectores transformador y de acuicultura, unos apoyos que en este caso se retrasan a 2021 con el objetivo de paliar las caídas en la facturación que registren durante todo este año a consecuencia de la alerta sanitaria.

La finalidad del plan de dinamización del complejo mar-industria de Galicia es que la actividad del sector pueda volver lo antes posible a los niveles previos a la declaración del estado de alarma por la covid-19 y que nadie quede atrás en el camino de esa recuperación.