Galicia defiende sistemas de control que garanticen la trazabilidad de los productos del mar sin obstaculizar la labor diaria del sector

24 de Marzo de 2023

El director xeral de Pesca, Acuicultura e Innovación Tecnolóxica, Antonio Basanta, participó en la VI Jornada de la flota del cerco. Inspección y control de pesquerías

  • La Xunta recuerda que la actividad pesquera está sometida a una extensa normativa y a numerosos trámites en su operativa por lo que aboga por evitar las duplicidades en la elaboración de nuevas regulaciones en el ámbito marítimo-pesquero
  • Antonio Basanta destaca que la trazabilidad es un valor añadido de los productos pesqueros y un aval de las buenas prácticas de la flota al tiempo que contribuye a contar con datos fundamentales para optimizar la gestión de los recursos
  • El Ejecutivo gallego destaca la necesidad de que el régimen sancionador ante posibles infracciones sea justo y equilibrado, huyendo de casos que se han dado en el pasado como sanciones excesivas por faltas o errores involuntarios que pueden dificultar la actividad futura de los profesionales del mar o de entidades asociativas del sector

El director xeral de Pesca, Acuicultura e Innovación Tecnolóxica, Antonio Basanta, defendió hoy la necesidad de que las nuevas normativas de control que se le apliquen al sector pesquero permitan avanzar en el ámbito de la trazabilidad de los productos del mar sin obstaculizar el desarrollo normal de la actividad y el trabajo diario de los pescadores. Lo hizo durante la clausura de la VI Jornada de la flota del cerco. Inspección y control de pesquerías, organizada por la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga).

El representante de la Consellería do Mar recordó que la pesca cuenta con una extensa normativa que le es de aplicación, especialmente en materia de inspección y control, por lo que apostó porque en el diseño de nuevas regulaciones -como el reglamento de control europeo o el anteproyecto de ley estatal para modernizar el control y luchar contra la pesca ilegal, entre otras- se haga un esfuerzo para evitar duplicidades y molestias innecesarias a un sector que se ve obligado a realizar numerosos trámites en su operativa diaria.

Antonio Basanta destacó la importancia de que haya un control exhaustivo de la actividad tanto para velar por la trazabilidad de los productos del mar como para contar con datos completos y rigurosos que se pueden emplear para optimizar la gestión de los recursos marinos. De hecho, incidió, esos datos sirven para demostrar las buenas prácticas del sector y también para argumentar la adopción de determinadas medidas de explotación.   

El director xeral de Pesca señaló que en la definición de nuevas medidas de control es fundamental que los profesionales del mar sientan que las autoridades que regulan y ordenan la actividad conocen en profundidad a realidad de su día a día, cosa que no ocurre, subrayó, en casos como el reglamento de control de la pesca promovido por la Comisión Europea. En esta línea, añadió, no tiene ningún sentido aplicar medidas como la geolocalización a la flota de bajura o al marisqueo, pues son dos sectores perfectamente controlados con la normativa vigente, o la instalación generalizada de cámaras a bordo.

El representante de la Xunta destacó además la importancia de que el régimen sancionar sea justo y equilibrado con la gravedad de las distintas infracciones evitando situaciones en las que se impida el desarrollo normal de la actividad. En este sentido, recordó que se han dado casuísticas de sanciones excesivas por faltas o errores involuntarios en aplicación del artículo 10 del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) -que prevé sanciones como la imposibilidad de acceder a ayudas o la devolución de las recibidas en los cinco años anteriores- que ponen en riesgo el mantenimiento de la actividad de los profesionales del mar e incluso de entidades asociativas del sector.

Bandera Unión Europea