Galicia defiende la posibilidad de que la Comisión Europea destine los fondos de pesca no empleados a ayudas para aminorar el impacto del brexit

14 de Noviembre de 2019
La conselleira del Mar participó en la sesión extraordinaria sobre el brexit y la pesca celebrada en el marco de la asamblea general de la Comisión del Arco Atlántico
  • Rosa Quintana recordó que la comunidad autónoma gallega apuesta por un acuerdo a largo plazo que vele por la sostenibilidad de la pesca, que esté ligado al acceso mutuo al recurso, a las zonas pesqueras y al mercado
  • La titular de Mar desgranó la hoja de ruta trazada por Galicia en la defensa de la pesca ante el brexit que incluye diversos informes para evaluar las consecuencias sociales y económicas de este proceso en este ámbito y la busca de aliados para la defensa de intereses comunes, entre otras acciones

La conselleira del Mar, Rosa Quintana, participó hoy en la sesión extraordinaria sobre el brexit y la pesca celebrada en el marco de la asamblea general de la Comisión del Arco Atlántico que se está desarrollando en Puerto. Allí la titular de Mar hizo hincapié en las  aportaciones de Galicia a la Declaración política sobre el brexit y la pesca aprobada en este encuentro. Una de las fundamentales, explicó, es la petición de que la Comisión Europea analice la posibilidad de destinar la parte del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca no empleada en años previos la ayudas para aminorar el impacto del brexit.

La segunda de las aportaciones fundamentales de Galicia a esta declaración política es la petición de que la Unión Europea y el Reino Unido trabajen conjuntamente para proteger y desarrollar la cooperación existente entre las regiones de la UE y las zonas atlánticas del Reino Unido, los territorios británicos de ultramar y terceros países. Con estas propuestas, explicó la conselleira, “buscamos afrontar con éxito las oportunidades del brexit y que nuestras posiciones salgan reforzadas”. Estos mensajes se debatieron y se definieron en la reunión del grupo operativo brexit de la Comisión del Arco Atlántico celebrada la semana pasada en la sede de la Fundación Galicia Europa en Bruselas.

Además la titular de Mar puso de relieve la importancia socioeconómica de la pesca en Galicia y recordó que en este ámbito el brexit afecta a una flota de más de 130 buques y 1.700 tripulantes y la un negocio potencial de 250 millones de euros solo en primera venta. Por eso, señaló, “Galicia apuesta por un acuerdo a largo plazo que vele por la sostenibilidad de la pesca, que esté ligado al acceso mutuo al recurso, a las zonas pesqueras y al mercado y que permita preservar una distribución idónea de los Totales Admisibles de Captura y de las cuotas”. Un acuerdo, añadió, “que proporcione un marco de gestión que garantice el equilibrio de nuestras poblaciones pesqueras”.

En aras de esa defensa, explicó la titular de Mar, Galicia trazó una hoja de ruta, un trabajo que “consistió en anticiparse y adoptar las medidas necesarias para convertir el brexit en una oportunidad con el objetivo de que la internacionalización del tejido empresarial continúe creciendo como hasta ahora”.

Hoja de ruta de Galicia

Galicia fue la primera región europea en trazar una hoja de ruta con el objetivo de minimizar el impacto del brexit sobre los intereses pesqueros. En el año 2016 la Xunta encargó al Instituto Universitario de Estudios Europeos Salvador de Madariaga, de la Universidade da Coruña un informe en el que analizó las consecuencias del brexit para la pesca gallega.

A este se sumó el realizado por la Universidad de Santiago de Compostela también bajo encargo de la Xunta para analizar aspectos económicos como el posible impacto por cese de la pesquería y de acceso a las aguas, principalmente de los buques que faenan en aguas británicas y malvinas. También se suma, expuso Rosa Quintana, un segundo informe Instituto Universitario de Estudios Europeos Salvador de Madariaga sobre las posibilidades para conformar el acuerdo de pesca con el Reino Unido.

Rosa Quintana recordó que Galicia también está aprovechando diferentes oportunidades para buscar regiones y estados miembros aliados en la defensa de intereses comunes. Fruto de esta busca surgen trabajos en común con la Alianza Pesquera Europea, de los que el primero fue la declaración de Santiago a favor de que la pesca tenga un papel prioritario en las negociaciones del brexit y que fue rubricada por más de 60 comunidades costeras.

Además la Xunta creó un grupo de trabajo interdepartamental sobre los efectos económicos del brexit en la comunidad autónoma gallega y sobre posibles medidas de minoración y propuso al Gobierno central adoptar las medidas necesarias para que, ante la posibilidad de un brexit duro, los barcos de bandera británica y capital gallego que faenan en el Gran Sol puedan seguir operando con normalidad en puertos de Galicia.

A mayores a conselleira recordó la labor de Galicia con otras regiones. Por ejemplo en la conferencia de regiones periféricas marítimas de Cardiff, a la que asistió el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; en el grupo de trabajo que coordina Galicia sobre el brexit dentro de la Comisión del Arco Atlántico y en la memoria de entendimiento suscrito con Gales.

Comisión del Arco Atlántico

La Comisión Arco Atlántico se creó en 1989 en Faro (Algarve, Portugal) y está integrada por regiones de cinco Estados (Irlanda, Reino Unido, Francia, España y Portugal). La cooperación de estas regiones se traduce en grupos de trabajo sobre temas como los transportes, la pesca y la investigación marina y marítima, entre otros; proyectos al servicio de los ciudadanos y los territorios y la colaboración con otras entidades como las Cámaras agrarias, los círculos socio-profesionales y las universidades. Además tiene como objetivo a defensa de los intereses regionales ante las instancias comunitarias y los Estados miembros, a través de la participación activa en las consultas sobre las políticas europeas y de la elaboración de documentos estratégicos, entre otras funciones.