Galicia defiende la eliminación de los totales admisibles de captura en las especies pesqueras accesorias como las de aguas profundas

14 de Noviembre de 2018
La comunidad autónoma gallega argumenta que los pescados de aguas profundas tienen escasa relevancia de captura, ya que suelen ser especies accesorias de la actividad pesquera.

La conselleira do Mar, Rosa Quintana, defendió hoy en Madrid la eliminación de los totales admisibles de capturas (TAC) en aquellas especies pesqueras sobre seguro de conservación y de escasa relevancia de captura, como las especies de aguas profundas. Para estas poblaciones de pescados, explicó Rosa Quintana, “no hay actividad dirigida, ya que suelen ser especies accesorias de la actividad pesquera”.

Esta es una de las medidas que propone Galicia con el objetivo de flexibilizar la prohibición de los descartes de capturas que establece la Unión Europea y fue puesta de relieve hoy por la titular de Mar en el marco del Consejo Consultivo de Política Pesquera para Asuntos Comunitarios. En esta reunión se abordó la propuesta de reglamento del Consejo de la UE que fija para 2019 y 2020 las posibilidades de pesca para determinadas poblaciones de pescados de aguas profundas.

En ese documento, la Unión Europea propone la fijación de TAC para los próximos dos años en cinco especies de pescados, que son los tiburones de fondo, el sable negro, los alfonsinos, el granadero de roca y el besugo. En este sentido, Galicia argumenta que el volumen de desembarques de estas especies es de escasa entidad, ya que en el caso de Galicia suponen alrededor del 1,5% de la pesca desembarcada de manera general por las flotas que pescan estas especies en aguas del Cantábrico Noroeste y del Gran Sol.

En el caso de no poder eliminar el establecimiento de TAC en estas especies, Galicia propone su flexibilización en aquellos casos en los que falten datos biológicos suficientes para realizar un dictamen sobre las posibilidades de pesca, de manera que esto no implique el establecimiento de un TAC precautorio. En relación la este aspecto, la conselleira señaló que las consecuencias de la falta de datos no deben ser soportadas por la flota. No obstante, señaló que, en líneas generales, “desde Galicia entendemos que la propuesta de la Comisión se ajusta bastante a las recomendaciones científicas”.

Habida cuenta este condicionante de la falta de datos y el de escasez de capturas de estas especies, Galicia defiende que la determinación de posibilidades de pesca de poblaciones de pescados de aguas profundas se integre en la negociación común de TAC para el Atlántico, que se debate en el Consejo de Ministros de Pesca de la UE del mes de diciembre. Además, la comunidad autónoma gallega propone que en los casos de reducción de TAC “la variabilidad no oscile más allá del 15% para dar estabilidad a las empresas armadoras en el desarrollo de su actividad”, añadió la conselleira.

Con estas propuestas de Galicia, aclaró Rosa Quintana, buscamos evitar que estas especies de aguas profundas sean consideradas especies de estrangulamiento; es decir, aquellas de las que los barcos no tienen cuota o la cuota es escasa, pero que se encuentran entre sus capturas junto con las de la especie principal a la que se dedican las embarcaciones. Esto significa que, se computan las capturas de la especie de estrangulamiento que un barco extrae de manera accesoria, se daría el caso de que el buque tenga que abortar la posibilidad de pesca al agotar la cuota de la especie accesoria aunque disponga de cuota de la especie principal.

El objetivo de este Consejo Consultivo es fijar el posicionamiento de España en relación a esta propuesta de reglamento que se debatirá en el próximo Consejo de Ministros de Pesca de la UE, que se celebrará en Bruselas el 19 de noviembre y al que Galicia acudirá como representante de las comunidades autónomas españolas en materia de pesca. Un consejo de ministros que es clave para defender los intereses pesqueros de la flota española y, de la gallega en particular, frente a la obligación de desembarque de capturas.

Otro de los temas tratados en el Consejo Consultivo fue la ejecución del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP). En este sentido, se puso sobre la mesa a dificultad de ejecución de este fondo motivada por un fallo estructural en su diseño que afecta a todos los países, lo que exime, defendió la titular de Mar a los gestores, es decir, a los Estados miembro y a las comunidades autónomas. En este caso Galicia defiende una flexibilización del fondo para poder ejecutarlo con mayor facilidad.