El sector dedicado al cultivo de productos del mar dispondrá de seis millones de euros de apoyos en 2021 para compensar la pérdida de ingresos de este año por el covid-19

06 de Julio de 2020
Esta medida está incluida en el plan ‘Avantemar' y se deriva al próximo año para que pueda atender los daños de todo el ejercicio, tanto los causados durante la pandemia como los provocados por la saturación de los mercados una vez levantado el estado de alarma
  • Esta acción se suma a los 10,4 millones habilitados en 2020 en el marco del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca para que las empresas realicen mejoras en las estructuras productivas
  • El plan ‘Avantemar' supondrá una inyección global de 77 millones de euros en 2020 y busca atender especialmente a los sectores no beneficiados por las aportaciones y medidas diseñadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación al amparo de la modificación del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca

La conselleira del Mar, Rosa Quintana, visitó hoy las instalaciones de Algafrés, empresa dedicada al cultivo de algas y perteneciente al grupo Porto-Muíños. Allí destacó una vez más los esfuerzos de la cadena mar-industria de Galicia en el suministro de productos del mar durante la crisis del coronavirus y destacó que el plan Avantemar, diseñado por la Xunta para impulsar el sector marítimo-pesquero tras la pandemia, cuenta con una línea de apoyos de seis millones de euros para el sector dedicado al cultivo de productos del mar con el objetivo de compensar parcialmente las caídas de ingresos registradas durante este año y otros 10,4 millones puestos a disposición de las empresas en 2020 para mejoras en sus estructuras productivas.

Esta medida se enmarca en la línea que el plan dedica a la dinamización y solvencia general de las empresas y profesionales, una de las cinco que incluye Avantemar dotado con 77 millones de presupuesto para este año y 14 millones para 2021. En esta línea a titular de Mar recordó que el sector tuvo que adaptarse a las circunstancias, modificar sus dinámicas de trabajo y adoptar las medidas preventivas necesarias y, al mismo tiempo, sufrió pérdidas a consecuencia del cierre del canal Horeca y la paralización de la exportación. Por eso, el Ejecutivo gallego estima que las pérdidas en el conjunto de la cadena mar-industria de Galicia conseguirán los 500 millones a lo largo de este año, por lo que ve necesario impulsarlo lo antes posible y que nadie quede en el camino.

La línea de apoyo de seis millones de euros destinada al sector de cultivo de productos del mar procede del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) y de fondos propios de la Xunta y pretende compensar parcialmente las caídas de ingresos registradas por las empresas y estará a su disposición en 2021, cuando conozcan con exactitud el impacto de la crisis en las cuentas del presente ejercicio. Se derivan en el tiempo para atender tanto los daños causados por la pandemia como los provocados por la saturación de los mercados una vez levantado el estado de alarma.

A estos seis millones de euros para 2021 se suman los 10,4 millones puestos a disposición de las empresas de cultivo de productos del mar este año para inversiones productivas, para incrementar la eficiencia energética y el uso de fuentes de energía renovables y para servicios de asesoramiento técnico, científico, jurídico, ambiental o económico. Con estos fondos, financiados al 75% FEMP, el plan Avantemar permite adecuar las estructuras productivas de las empresas a las necesidades derivadas deL covid-19 y a reorientar la producción a las nuevas demandas comerciales generadas a consecuencia de la pandemia.

Otros apoyos

El plan Avantemar pretende atender especialmente las necesidades de los profesionales y empresas que no se benefician de las medidas adoptadas por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación al amparo de la reforma del FEMP. Con ese objetivo, el conjunto de medidas diseñado por Galicia incluye otros apoyos, entre ellos, ocho millones de euros para el sector transformador para lo 2021 con el objetivo de compensar parcialmente las caídas de ingresos registradas durante este año.

También prevé 7,3 millones de euros para los barcos que mantuvieron su actividad durante la pandemia a pesar de que no era rentable, más de cinco millones para las mariscadoras que no pueden acceder a la prestación extraordinaria por cese de actividad habilitada por el Gobierno central, 600.000 euros para las cofradías y entidades gestoras de lonjas que vieron caer sus ingresos o 400.000 euros para las redeiras con los que paliar la caída de ingresos por el descenso de la actividad.

Algafrés

Algafrés es una sociedad dedicada al cultivo de algas y de erizo de mar ubicada en Sada y vinculada al grupo Porto-Muíños, empresa familiar radicada en la actualidad en Cerceda y que empezó en 1998 a comercializar algas, primero procesadas para venderlas en formato deshidratado y en conserva, y en la actualidad, también en salazón o en fresco. También elabora otros productos como huevas de erizo de mar, hígado de rape, mejillones con algas e infusiones de algas, entre otros, y se dedica al estudio y divulgación de las calidades organolépticas de las algas.

Además, según subrayó la conselleira, el grupo Porto-Muíños destaca por la innovación, con la que aportan valor añadido al producto y crean nuevos formatos comerciales, por el producto gourmet y por la internacionalización, ya que, además de distribuir en España, lo hacen en otros países.