El Plan de equipaciones en los puertos pesqueros de Galicia 2030 invertirá 34,7 millones de euros en la mejora de los muelles y las lonjas de la comunidad

05 de Octubre de 2023

Esta estrategia define las actuaciones de la Consellería do Mar en las dársenas gallegas en materia de infraestructuras y dotaciones para el trabajo vinculado con la actividad extractiva y la primera venta de pescados y mariscos

El Plan de equipaciones en los puertos pesqueros de Galicia 2030 invertirá 34,7 millones de euros en la mejora de los muelles y las lonjas de la comunidad
  • Se pone el foco en los puertos como epicentro del desarrollo socioeconómico y territorial de las villas costeras, incrementando en más de un 62 % el apoyo que este tipo de actuaciones movilizó entre los años 2016 y 2023

  • La planificación va en la línea de los objetivos del nuevo Fondo Europeo Marítimo, de Pesca y Acuicultura, orientados a reforzar las actividades pesqueras que sean económica, social y medioambientalmente sostenibles

La Consellería do Mar presentó hoy al Consello da Xunta el Plan de Equipacións Pesqueiras de Galicia 2030, donde se recoge la estrategia para lo que resta de década en materia de modernización de las infraestructuras de los puertos, de las lonjas o establecimientos autorizados para la primera venta de productos pesqueros y de los lugares de desembarque. El documento refleja que el conjunto de las actuaciones a realizar tanto por el sector como por la Xunta contará a partir del próximo año con más de 34,7 millones de euros en recursos, donde el 70 % vendrán de la mano del nuevo Fondo europeo Marítimo, de Pesca y Acuicultura (Fempa) y el resto (diez millones de euros) serán fondos propios de la Consellería.  

La cantidad destinada a este tipo de dotaciones es casi un 63 % superior al apoyo movilizado para estas actuaciones entre 2016 y 2023. Durante este tiempo, marcado por el programa operativo del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) que ahora finaliza su recorrido, se movilizaron más de 21,3 millones de euros en cerca de 470 actuaciones.

El nuevo plan, con horizonte 2030, es fruto de un intenso trabajo que recoge las aportaciones de los actores del propio sector pesquero a través de una consulta pública que permitió evaluar la situación actual de las instalaciones y sus necesidades. A estas contribuciones de cofradías, asociaciones sectoriales y organizaciones de productores se suma el conocimiento  de los técnicos de la Consellería do Mar y del ente público Portos de Galicia. Además, se contó con el centro tecnológico EnergyLab para la elaboración de un plan de descarbonización y neutralidad climática de los puertos gallegos, atendiendo a las diferentes tipologías y casuísticas identificadas en el sistema portuario autonómico.

 

La planificación de las inversiones en equipaciones contempla intervenciones precisas en el ámbito pesquero para dotar u optimizar las instalaciones que prestan servicios a las personas como usuarios del puerto, a los buques como elemento necesario para la actividad pesquera y a la propia pesca, con el fin de mejorar la calidad e incrementar el control y la rastreabilidad de los productos pesqueros desembarcados, facilitar el cumplimiento del deber de desembarque y el aprovechamiento total de todas las capturas.

Otras líneas estratégicas pasan por el aumento de la eficiencia energética además de contribuir a la protección del medio ambiente. La mejora de la seguridad y las condiciones de trabajo se acompañará por una apuesta decidida por la gestión inteligente y digitalizada de los puertos. También se busca preparar las infraestructuras para afrontar posibles eventos meteorológicos provocados por el cambio climático.

Dentro de un sistema portuario compuesto por 128 puertos que se distribuyen a lo largo de su litoral, 122 de ellos gestionados de forma directa por la Xunta a través del ente público Portos de Galicia, el documento establece una tipología de clasificación de 63 puertos pesqueros que emplea variables como el importe de ventas y la población pesquera asociada a la cofradía del territorio, así como el volumen de descargas en el caso de los pósitos con mayores niveles de actividad. Los cuatro tipos de dársenas -que van de las más activas a las que menos-, junto con su especialización productiva en pescados o mariscos, permite orientar las necesidades de inversión en cada uno de los muelles y sus lonjas.

Este plan sigue los criterios que marca el nuevo fondo Fempa y con él de la forma a la estrategia de mejora constante de estas instalaciones y de las equipaciones portuarias para facilitar la labor diaria de los profesionales del mar e impulsar la competitividad del sector y su rentabilidad de forma sostenible en los ámbitos económico, social y medioambiental.

Inversiones necesarias y adaptadas

El punto de partida del plan lo marcará la convocatoria de ayudas de 2024 para estas actuaciones que en las próximas semanas saldrá publicada en el Diario Oficial de Galicia (DOG). De ella podrán beneficiarse cofradías de pescadores, agrupaciones de interés económico del sector pesquero, organizaciones de productores de pesca, cooperativas, asociaciones profesionales de personas mariscadoras y de redeiras. En el marco de esta estrategia, a este tipo de acciones del sector podrán sumarse iniciativas realizadas por ejecución propia desde la Administración autonómica.  

Son objeto de estos apoyos las actuaciones que contribuyan a la mejora de la eficiencia energética, de la protección del medio ambiente y de la seguridad y las condiciones de trabajo de las personas pescadoras. Además serán subvencionables las iniciativas que favorezcan la conservación de las descargas de pescado y marisco, su trazabilidad, la selección o el etiquetado.  

Utilizando el plan como base, la Consellería do Mar pretende que tanto las actuaciones propias como las convocatorias de estas ayudas para equipaciones pesqueras continúen adaptándose a las necesidades del sector, introduciendo las nuevas posibilidades que surjan por el desarrollo tecnológico y que respondan también las demandas marcadas en áreas como la descarbonización y la neutralidad climática.

En el histórico de proyectos destacan, por su relevancia y envergadura, actuaciones como la modernización de la fábrica de hielo de la Cofradía de Cambados, con una inversión de 600.700 euros que mejoró el rendimiento de la instalación y su eficiencia energética. También las obras en la lonja de Testal-Noia, a las que se dedicaron cerca de 584.000 euros y que mejoraron las condiciones de trabajo de las personas mariscadoras, y la modernización de las instalaciones de frío de la lonja de Cedeira con una inversión de 507.700 euros, entre otras acciones.

Bandera Unión Europea