Alfonso Villares señala que se tomarán las medidas necesarias para recuperar los bancos marisqueros con el consenso del sector y contando con el aval de la ciencia

22 de Noviembre de 2023
El conselleiro del Mar respondió en el Parlamento una interpelación sobre la situación en la ría de Muros-Noi
Alfonso Villares señala que se tomarán las medidas necesarias para recuperar los bancos marisqueros con el consenso del sector y contando con el aval de la ciencia
  • La Xunta explora todas las vías que maximicen el apoyo al marisqueo y entre ellas estaría la de pedir al Gobierno central a declaración de las áreas con mayor impacto como zonas afectadas gravemente por emergencia

  • El titular de Mar destaca que se está haciendo un seguimiento del estado de las distintas áreas para adaptar las ayudas a la regeneración sus necesidades específicas

  • Señala que el cerco lleva esperando meses por un real decreto que defina dentro del Fempa las paradas temporales, el mismo que debe abrir al marisqueo a pie las ayudas

El conselleiro del Mar, Alfonso Villares, destacó hoy en el Parlamento que en este año atípico, que no está siendo propicio para el crecimiento de los moluscos, desde la Xunta de Galicia “vamos a tomar las medidas que sean necesarias con el fin de recuperar la productividad de nuestros bancos marisqueros, partiendo siempre del consenso con el sector y contando con el aval científico”.

Señaló que la Xunta está explorando diferentes vías de actuación con el objetivo de maximizar el apoyo a los profesionales del marisqueo de las rías gallegas ante la mortandad de la almeja y el berberecho provocada por el impacto de los continuos temporales que golpearon la comunidad en lo que va de otoño. Dada la magnitud de esta situación, entre las opciones que están arriba de la mesa está elevar al Gobierno central a petición de declaración de las áreas de las rías como zonas afectadas gravemente por una emergencia de protección civil. Así lo demanda buena parte del sector, que reclaman la consideración de zona catastrófica.    

El titular del Mar hizo estas manifestaciones en la respuesta a una interpelación en el Pleno del Parlamento sobre las actuaciones de su departamento para mejorar la productividad de la Ría de Muros y Noia, regular los desaugues de los embalses y paliar las repercusiones económicas del cierre de la campaña marisquera.

Alfonso Villares señaló que acudir a las posibilidades que ofrece la normativa de emergencias constituiría la busca de apoyo de una “medida excepcional para una situación completamente excepcional”, donde las precipitaciones récord tanto en volumen como en días consecutivos propiciaron una caída de la salinidad del agua a niveles que no se recuerdan. En la actualidad ya se están a recabar los datos y realizar los informes precisos para definir con rigor y fundamentos sólidos las zonas sobre las que se podría aplicar esta tipo de medidas, por lo que de momento no se presentó una relación de las mismas. 

Con la situación de la Ría de Muros-Noia como referente y eje de la interpelación, el conselleiro manifestó que desde lo primero momento “en la Xunta de Galicia nos pusimos a disposición del sector para financiar la parada temporal de la actividad”, pero toda vez que es necesario atender a las condiciones que marca la entrada en vigor del Fondo Europeo Marítimo, de Pesca y Acuicultura (Fempa) para el otorgamiento de ayudas. Un nuevo fondo que abre la puerta a que este apoyo no se quede so en el marisqueo la flote, como ocurría con el FEMP, abriéndose también al marisqueo a pie.

Alfonso Villares explicó que para articular las ayudas es imprescindible que el Gobierno central publique el Real Decreto que lo habilita al regular las paradas definitivas y temporales. Por eso reclamó celeridad al Ejecutivo estatal para que la norma vea la luz y se  pueda verificar los condicionantes para poder acceder a las ayudas y actualizar las cuantías correspondientes. Recordó el conselleiro que la flota del cerco lleva esperando desde comienzos de este año que se publique esta misma normativa para poder percibir las ayudas por la parada a que se vieron forzados buena parte de los barcos por la imposibilidad de salir a faenar para capturar jurel. 

La Xunta trabaja, dijo, para tratar de poner a disposición del sector estos apoyos lo antes posible, pero para que así sea reclama también agilidad en los imprescindibles trámites de la Administración general.

En el conjunto de las rías entre mayo y el pasado octubre se observó una elevada temperatura superficial del agua, y a partir de mediados del mes pasado y hasta la primera semana del actual el tren de borrascas que atravesó Galicia provocó intensas lluvias y descensos acusados de salinidad que, en muchas zonas, consiguieron niveles de compromiso para la viabilidad de los moluscos, ya debilitados a causa del estrés térmico a lo que estuvieron sometidos en verano.

Muros-Noia

En su exposición el titular del Mar abordó la situación específica de la ría de Muros-Noia, que ya había resultado muy afectada por los temporales de finales de 2022 e inicios de 2023, lo que llevó la varias vedas a lo largo de este año. La inviabilidad económica motivó el precipitado cierre de la campaña y de los bancos marisqueros desde lo pasado día 2 de noviembre, la petición de la cofradía noiesa, para lo cual resta del año y el primero cuatrimestre del próximo ejercicio cuando así se recoja en el plan de gestión propuesto de 2024 a 2026. Recordó Alfonso Villares que acudió a Noia para conocer in situ las demandas y necesidades de su sector marisquero y articular juntos las medidas que contribuyeran a paliar la situación.

Sobre la parada temporal de la actividad por circunstancias extraordinarias de fuerza mayor señaló el conselleiro que para este tipo de casos que impiden la actividad extractiva a pie y la flote existe un régimen específico de protección dentro de la Seguridad Social que faculta el cobro de una prestación económica mensual. Reconoció que para su concesión existe una larga lista de requisitos y que se atiende a las circunstancias particulares de cada solicitante, pero mostró su compromiso de colaborar con el Instituto Social de la Mariña para que estas prestaciones sean accesibles a todos los profesionales afectados.

A través de esta línea de acción ya se flexibilizaron determinadas circunstancias, como las relativas a la posibilidad de realizar actividades de semicultivo y vigilancia durante el tiempo que dure el cese, que era una actividad que esta prestación no contemplaba en un inicio.

Desde la Consellería del Mar el compromiso es continuar a apoyarse en los organismos de referencia en Europa con los que cuenta la comunidad, como son el Intecmar (Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino de Galicia), el CIMA (Centro de investigaciones Marinas) y el Centro Tecnológico del Mar-Fundación Cetmar para estudiar el estado de las rías, identificar los impactos negativos tanto medioambientales como meteorológicos que afectan a la actividad marisquera y ponerse a trabajar a través de iniciativas como Redemar, la Red entre el sector pesquero y organismos científicos en la Comunidad Autónoma de Galicia, en la busca de soluciones que permitan recuperar la productividad de los bancos marisqueros.     

También se continuará a intensificar el seguimiento del estado de cada uno de estos bancos para mejorar su situación con procesos de regeneración que, desde 2010, supusieron invertir en las rías cerca de 20 millones de euros, actuar sobre más de 18 millones de metros cuadrados y sembrar unos 300 millones de unidades de almeja. Los técnicos de la Consellería del Mar están la disposición de las cofradías de pescadores para continuar por este camino y apoyarlas en todo lo que precisen.

Gestión de los embalses

En relación con la gestión de los embalses durante los episodios de intensas lluvias como los inscritos, el titular de Mar manifestó que se está trabajando junto a Consellería de Infraestructuras y Movilidad con la empresa que gestiona el embalse del Tambre para redefinir el protocolo de actuación ante la apertura de las puertas. Alfonso Villares resaltó que los contactos están dando sus frutos y que se espera ofrecer pronto una respuesta en firme que está demandando la cofradía de Noia, de cara a que se les facilite una comunicación temprana de la evacuación de las aguas almacenadas.    

También quiso dejar claro que ante altas precipitaciones como las sufridas los embalses juegan un papel importante en la regulación del caudal de los ríos, pues evitan que toda el agua procedente de las lluvias vaya a parar al mar de golpe.  

Bandera Unión Europea